Saltar al contenido

Un postre con los sabores que más nos agradan


Porciones: 12

INGREDIENTES
1 plancha de merengue
1 pionono
½kg de dulce de leche (arequipe, manjar del cielo) de buena calidad
2 tazas de crema de leche (500cc)
150gramos de queso crema natural
1 lata de duraznos en almíbar

PREPARACIÓN
La plancha de merengue y el pionono se compran ya hechos.

Pero en caso de querer hacerlo en forma casera hacer clic aquí:[receta:133] y aquí:[curso:30]

Utilizar un molde rectangular de 30×20.
Cubrir la base con merengue partido.

Desmenuzar el pionono y con parte de él cubrir la base de merengue.
Rociarlo con un poco de almíbar de los duraznos.

Poner el dulce de leche en una cacerola chica y agregarle unas cucharadas del almíbar de los duraznos.
Mezclar y llevar al fuego revolviendo siempre hasta que el dulce de leche se ablande.

Esparcir una capa de dulce de leche sobre el pionono.
Cubrir con duraznos picados.

Batir la crema de leche hasta que esté espesa.
Distribuir una buena capa de crema batida.

Volver a repetir lo mismo 1 vez más, con la diferencia que el queso crema se incorpora al dulce de leche.

Se termina de decorar con gajos de duraznos y copos de crema de leche batida.
Se golpea el recipiente donde se armó el postre para que se asiente bien todos las capas.

Se lleva al refrigerador durante unas horas.
Dos horas antes de servirlo colocarlo en el congelador.
Este postre no se sirve congelado pero al estar bien frío se pueden cortar mejor las porciones.
Se aplica sobre el postre un cortante circular, que se va presionando obteniendo las porciones.

Se termina de decorar con rulos, leños o virutas de chocolate.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones