Saltar al contenido

Torta de zanahoria con manzanas, sin yemas ni mantequilla


Califica la receta

Otra nueva opción para quienes no pueden aceptar en su alimentación yemas ni elementos muy grasos.

Cantidad: 1 torta de 22×22

INGREDIENTES
3 tazas de zanahorias ralladas
1 clara
¼ taza de leche descremada
½ taza de aceite
1 copita de licor de naranja
3 manzanas pequeñas o 2 grandes
1 cucharada de jugo de limón
2 cucharadas de leche en polvo descremada (optativo)
4 claras
1 cucharada de azúcar
1 cucharadita de crémor tártaro o 1 cucharadita de sal
3 tazas de harina (360gramos)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharada de polvo de hornear (levadura química, leudante)
¾ taza de azúcar (150gramos)

Caramelo
½ taza de azúcar (100gramos)
Agua apenas para cubrir el azúcar

PREPARACION
Poner en el bol de la batidora, la clara, la zanahoria rallada, la leche descremada, el aceite y el licor.
Licuar todo hasta formar una crema espesa.

Aparte cernir la harina, la leche en polvo, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y el azúcar.
Poner los ingredientes húmedos sobre los secos y comenzar a revolver hasta formar una pasta algo espesa.
Aparte, batir las 4 claras con la cucharada de azúcar, el crémor tártaro o la sal.
Continuar batiendo hasta que las claras estén firmes.
Incorporar la mitad de las claras a la preparación anterior, mezclando bien hasta integrarlas.
La mitad restante de las claras incorporar en forma lenta y envolvente para no bajar el batido.
Reservar,

Lavar las manzanas y sacarle la parte central donde están las semillas.
Cortarlas con la cáscara en rodajas bien fina y rociarlas con el jugo de limón.

Preparar el caramelo. Colocar el azúcar en una cacerola chica. Cubrir apenas el azúcar con agua y llevar al fuego. Dejar sin revolver hasta que los bordes comiencen a oscurecerse.
Tomar la cacerola y girarla hasta que el caramelo se mezcle y quede de un color dorado parejo.

Verter con cuidado sobre el molde haciéndolo girar hasta que esté cubierto el fondo y los bordes de caramelo.
Acomodar las manzanas en forma prolija y reservar.

Verter la masa preparada sobre las manzanas acarameladas y cocinar en un horno precalentado 170º C durante 40 minutos.
Si luego de un rato el horno estuviese demasiado caliente, conviene bajar la temperatura para que se cocine más lento evitando que se queme el caramelo.

Una vez cocida retirarla del horno y con cuidado de no quemarse, desmoldar.
Si quedase alguna manzana pegada en el fondo del molde, se pone el molde sobre fuego directo para derretir el caramelo nuevamente y retirar fácilmente las manzanas con una espátula.

Es una torta que queda muy rica, ya que las manzanas acarameladas le dan un sabor especialmente rico.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones