Tarta de naranjas

Las tartas siempre son aceptadas porque sus sabores y sus presentaciones resultan una tentación para todos. Hoy elegimos esta tarta con una crema de naranja común, pues sus ingredientes no se destacan pero en su efecto resulta ser un postre destacado por lo crocante de la masa y la crema de naranja humilde pero deslumbrante junto a las almendras.

INGREDIENTES
Masa
1 taza de harina (120gramos)
1cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
½ taza de almidón de maíz (espesante, chuño)
80gramos de mantequilla
3cucharadas de azúcar
2 yemas
Jugo de ½ naranja
Ralladura de la piel de una naranja

Crema
2 tazas de leche (500cc.)
3 yemas
¾ tazas de azúcar (150gramos)
4 cucharadas al ras de almidón de maíz (espesante, chuño)
1cucharada de ralladura de piel de naranja
Almendras peladas y vueltas a pelar, jalea de manzanas

PREPARACION
Poner en la mesa en forma de corona, la harina, el almidón de maíz y el polvo de hornear previamente tamizados.

En el centro poner la mantequilla, las yemas, el azúcar y la ralladura de naranja.

Mezclar los ingredientes comenzando por los del centro, y unir todo ayudados con el jugo de naranja.

Formar una masa en forma rápida, sin trabajarla demasiado con las manos y llevar a descansar media hora en la heladera.

Retirar, estirar la masa fina con ayuda de un palote y algo de harina.
Forrar con la masa una tartera desmontable de 24cm de diámetro previamente enmantecada y enharinada.

Crema de naranja.
Poner en una cacerola las yemas junto con el azúcar, mezclar bien y agregar el almidón de maíz y de a poco la leche hasta mezclar todo.
Incorporar la piel de naranja y llevar a fuego moderado revolviendo siempre hasta espesar.

Retirar, dejar enfriar un poco y rellenar la tarta.
Cocinar en horno moderado 180º durante 40 minutos.
Retirar, dejar enfriar y abrillantar con jalea de manzanas disuelta al fuego con una cucharada de agua.
Terminar la decoración con las almendras.