Saltar al contenido

Postre helado de cerezas y almendras

Postre helado de cerezas y almendras
Califica la receta

Porciones: 18

INGREDIENTES
Pionono
2 huevos
2 cucharadas de azúcar
Vainilla
2cucharadas coposas de harina
1 cucharadita de miel

Almíbar con coñac para mojar los piononos
200gramos de mermelada de ciruela

Helado de frutillas o cerezas
1/2kg de frutillas o cerezas bien maduras
1 taza de azúcar (200gramos)
1 cucharada de jugo de limón
1 cucharada de gelatina en polvo sin sabor
½ taza de agua (125cc)
1 taza de crema de leche (nata) (250gramos)

Helado almendrado
3 tazas de leche (750cc)
1 taza de azúcar (200gramos)
Leche en polvo 100gramos
½ taza de crema de leche (nata) (125cc)
Vainilla a gusto

Praliné de almendras
½ taza de azúcar (100grs)
3 cucharadas de agua
50gramos de almendras tostadas y picadas

Helado de almendras
2 tazas de leche (500cc)
¾ taza de azúcar (150gramos)
1 cucharadita de almidón de maíz (fécula, espesante)
1 cucharada de gelatina sin sabor
Vainilla a gusto
1 taza de crema de leche (250cc)
Praliné de almendras
3 claras
3 cucharadas de azúcar

PREPARACIÓN
Molde para armar la torta helada. Se utiliza un molde rectangular de 15×25 (o la forma que prefieran).
Se forra con papel film o papel aluminio para poder desmoldarlo fácilmente.
Reservar.

Pionono. Batir los huevos, la vainilla, la miel y el azúcar hasta punto letra o punto cinta.
Retirar de la batidora y agregarla la harina tamizada en forma envolvente.
Se cocina en el mismo molde donde se va a armar la torta helada para que las medidas sean iguales.
Se forra el fondo del molde con papel blanco y se vuelca el pionono.
Se lleva a cocinar en horno moderado 170º durante 8 o 10 minutos o hasta que se note cocido y ligeramente dorado.

Se retira, se desmolda y una vez frío se cubre con un paño o con papel blanco.

Se hacen dos pionono más de la misma forma.

Helado de frutillas o cerezas. Lavar y cortar las frutillas o cerezas.
Dejarlas macerar en el azúcar y el limón aproximadamente 1 hora o 2.

Espolvorear la gelatina en el agua y dejar unos minutos que se hidrate.
Colocarla en el microondas unos segundo solo para diluirla sin que llegue a hervir.

Licuar las frutillas o cerezas junto con la gelatina.

Batir la crema de leche hasta que esté semiespesa.
Agregársela a las frutillas y mezclar.
Llevar al congelador solo un rato hasta que empiece a tomar consistencia para poder armar la torta.

Praliné de almendras. Poner en una cacerola chica el azúcar y el agua.
Llevar a fuego fuerte hasta que tome color caramelo.
Mientras se va haciendo el caramelo mover la cacerola sin llegar a revolver.
Una vez que tome color parejo, retirar del fuego y agregarle las almendras picadas.
Verter enseguida sobre una placa antiadherente o una superficie enmantecada.
Una vez frío picarlo bien chico con un cuchillo. Reservar.

Helado almendrado. Diluir el almidón de maíz en un mínimo de leche fría.
Poner en una cacerola la leche, el azúcar y el almidón de maíz diluido.
Llevar al fuego mezclando siempre y una vez que rompe hervor dejar 3 minutos y retirar. Incorporar la vainilla.

Hidratar la gelatina en 6 cucharadas de agua.
Llevarla unos segundos al microondas solo para diluirla.
Verter en la leche.

Una vez fría la preparación agregarle la crema de leche batida a medio punto y el praliné picado.

Aparte, colocar las claras en una cacerola chica junto con las 3 cucharadas de azúcar. Llevar al fuego y sin dejar de revolver dejar hasta que las claras están calientes (40º).
Retirar y batirlas con batidor eléctrico hasta que estén firmes.
Agregárselas a la preparación anterior en forma envolvente.
Llevar al congelador un rato solo hasta que tome consistencia.

Armado de la torta. Poner en el fondo del molde un pionono.
Pincelarlo con almíbar y cubrirlo con una fina capa de mermelada de ciruelas.
Agregar la mitad del helado de frutillas o cerezas.
Cubrir con el otro pionono.
Mojarlo con el almíbar y cubrirlo con la mermelada.
Agregarle la mitad del helado de almendras.
Cubrir con el último pionono.
Mojarlo y cubrirlo con la mermelada.
Volcar el resto del helado de frutillas y sobre éste el helado de almendras restante.

Llevar al congelador y dejar unas horas hasta que esté bien firme.
Se desmolda y se termina de decorar con crema chantillí a gusto.