Postre de manzanas rico y fácil

Porciones: 8

INGREDIENTES
Masa
2 tazas de harina (240gramos)
1 cucharadita de sal
3 cucharaditas de polvo de hornear (polvo químico)
100 gramos de mantequilla
2 cucharadas de azúcar
1 huevo
3 cucharadas de leche

Relleno
1 kilo de manzanas verdes
Jugo de medio limón
2 cucharaditas de canela

Almíbar
2 tazas de agua (500cc.)
1 y 1/2 taza de azúcar (300gramos)

Para decorar
Frambuesas
Azúcar impalpable (azúcar glas, lustre)

PREPARACION
Masa. Poner en un tazón la harina cernida con el polvo de hornear y la sal.
Agregarle el azúcar y mezclar bien.

Incorporar la mantequilla a la harina pisándola con un tenedor hasta que esté deshecha y la preparación quede granulada.
Aparte, mezclar el huevo con tres cucharadas de leche y agregarlo a la masa.
Unir todo hasta formar un bollo.
Poner la masa en el refrigerador.
Mantenerla alli hasta que la masa esté bien firme como para poder rallarla.

Relleno. Lavar las manzanas, pelarlas y quitarles las semillas.
Cortarlas en rodajas finas y rociarlas con el jugo de limón.

Almíbar. Poner en una cacerola chica el azúcar junto con el agua.
Llevar a fuego fuerte y una vez que rompe el hervor se deja 5 minutos y se retira.

Armado del postre. Utilizar una fuente de horno que se pueda presentar en la mesa.
Primero, cubrir el fondo de la fuente con una capa de manzanas.
Luego cortar un trozo de la masa que estaba en el congelador y rallar con la parte gruesa del rallador cubriendo todas las manzanas.
Luego esparcir otra capa de manzanas y nuevamente cubrir las manzanas con masa rallada.
Continuar así hasta terminar los ingredientes.

Por último verter todo el almíbar sobre la preparación.
Llevar a horno moderado 180º, aproximadamente 45 minutos.

Se retira y una vez frío se termina de decorar con fresas que se espolvorean con azúcar impalpable.

Este postre queda muy rico porque el almíbar termina integrándose a la manzana y a la masa quedando esta tarta, dulce y con un ligero sabor ácido .
Estos tres elementos forman una combinación muy rica.

Se puede servir tibio o frío, solo o con un copo de crema (nata) batida sin azúcar