Macedonia de frutas

Muchas veces pensamos en postres complicados y olvidamos que una simple macedonia de frutas con tanto colorido puede transformarse en un postre muy aceptado y novedoso con solo presentarlo en un envase distinto y original como puede ser una sandía ahuecada.

Porciones: 10

INGREDIENTES
1 sandía bien madura y de forma alargada
1 racimo de uvas blancas
1 racimo de uvas negras
3 duraznos (melocotones) maduros
2 tazas de frutillas (fresas)
4 kiwi
150 gramos de azúcar
vino marsala

PREPARACIÓN
Cortamos la sandía por la mitad a lo largo y sacamos toda la pulpa, procurando
dejar pegada a la cáscara una capa. Quitamos las semillas y cortamos la pulpa en cubos medianos.

Lavamos los racimos de uvas, escurrimos bien y desgranamos.
Lavamos los duraznos y les quitamos la cáscara y el carozo, cortamos también en cubos.
Lavamos bien las frutillas y les quitamos el cabo.
Pelamos los kiwi y los cortamos en cubos.

Colocamos toda la fruta en un bol grande, espolvoreamos con el azúcar y bañamos con el vino marsala.
Mezclamos bien, tapamos el recipiente y lo ponemos en la heladera durante tres horas para que la fruta se impregne bien con el perfume del vino.

En el momento de servir volcamos la fruta junto con el jugo en la media sandía que anteriormente vaciamos y así presentamos en la mesa.