Kuchen de nueces

El kuchen es de origen alemán y consiste en una masa y un relleno, que en este caso es con leche condensada y nueces. El kuchen se ha extendido a diversos países y tanto en Europa como en Estados Unidos, y América del Sur existen infinidad de variantes, de cualquier fruto seco, de manzana, de ciruelas, de pasas etc. Se acostumbraba a servir en el desayuno pero también se presenta como postre y es muy apreciado. Hay dos versiones para prepararlo una que consiste en una base crocante y otra que es una masa más parecida a una torta que se emplea levadura. Nosotros elegimos la base crocante.

INGREDIENTES
2 tazas de harina 0000 o la que consigas (240 gramos)
Pizca de sal
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
½ taza de azúcar (100 gramos)
100 gramos de mantequilla
2 yemas
Vainilla
3 cucharadas de ron, o coñac (o cualquier bebida de tu preferencia)

Relleno
1 y ½ taza de nueces (150 gramos)
1 y ½ tarro de leche condensada
Vainilla
100 gramos de mantequilla
2 huevos grandes

Decoración
70 gramos de ½ nueces (tipo mariposas)
Caramelo realizado con 1 taza de azúcar (200 gramos)

PREPARACIÓN
La leche condensada se puede comprar o se puede hacer casera.
Para ver la receta paso a paso hacer clic aquí: [receta:1033].

Masa. Poner en el vaso del procesador, la harina, la sal, el polvo de hornear, el azúcar, la mantequilla cortada en cubos, las yemas, la vainilla y la bebida alcohólica.

Procesar hasta unir los ingredientes y formar una masa.

Volcar la masa sobre la mesa de trabajo y terminar de armarla ligeramente.
Envolver en papel film y llevar a la heladera durante unas horas o de un día para otro.

Retirar y estirar con palote de 4 o 5mm de espesor.

Enmantecar una tartera desmontable de 22cm de diámetro.

Forrar el molde con la masa.
Cocinar en un horno precalentado a 170º durante 10 minutos o hasta que la masa tome consistencia y empiece a cocinarse (la masa se retira a medio cocinar).
Retirar y reservar.

Relleno. Poner la leche condensada en el vaso de la licuadora.
Agregar las nueces, la mantequilla derretida, los huevos y la vainilla.

Licuar en varias etapas para no forzar la licuadora.
Cuando se forme una crema homogénea se vuelca sobre una cacerola chica.
Se lleva a fuego suave revolviendo siempre hasta que se torne de un color acaramelado.

Aproximadamente puede llevar entre 8 y 10 minutos.
Retirar del fuego y esperar que enfríe un poco.
Agregar los huevos.

Volcar la crema sobre la tarta pre cocida y cocinar en horno precalentado 180º durante 10 minutos.
O hasta que los bordes estén firmes y el centro se mueva un poco.
Apagar el horno y dejar adentro el Kuchen para que termine su cocción.

Retirar y dejar enfriar bien y recién desmoldar.

Decoración. Generalmente este postre se presenta sin decoración pero nosotros elegimos decorarlo de esta forma sencilla.

Caramelo. Poner el azúcar en una cacerola y llevar a fuego suave siempre revolviendo.
Cuando el azúcar está derretido sumergir las nueces y distribuirlas sobre la superficie de la torta.

Terminar la decoración haciendo hilos de caramelo y colocándolos sobre la superficie en forma decorativa.