Huevo de chocolate (Pascuas)

Paso: 1

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

INGREDIENTES
600gramos de chocolate semiamargo con un porcentaje de aceite vegetales
Moldes de huevo de chocolate (Pascuas) de diferentes tamaños
1 pincel de buena calidad de 3cm de ancho
1 espátula común
1 espátula ancha

 

Paso: 2

Foto 3

Foto 3

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

PREPARACION
Para trabajar con chocolate conviene hacerlo en días frescos, en ambientes frescos y con poca humedad. No es conveniente trabajar con poca cantidad de chocolate. Un quilo es lo ideal para un mayor rendimiento y preparar huevos de chocolate o bombones. El chocolate debe ser de buena calidad. Se puede conseguir uno de bajo precio pero al probarlo sentimos que la grasa queda pegada al paladar y el gusto deja mucho que desear. Otro factor en contra es que no rinde.

Armar la mice in place con todos los elementos que necesitamos en nuestra mesa de trabajo. Moldes, pincel, chocolate etc. Foto 1.

El o los moldes que se utilicen deben estar bien limpios y sin ninguna imperfección. Cualquier defecto se trasmite a la superficie del huevo. Antes de usarlos pasarles un paño seco o un algodón mojado en alcohol blanco. O lavarlos con agua jabonosa, empleando un jabón neutro.

Se corta el chocolate en trozos medianos y se coloca la mitad en un tazón de loza, plástico o vidrio. Foto 2.
Se pone agua en una cacerola y se lleva al fuego hasta punto de hervor. Foto 3.

 

Paso: 3

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Se apaga el fuego y se coloca el tazón cubriendo la boca de la cacerola de modo que calce justo y que no tenga escape de vapor. Foto 1.
El fondo del tazón no debe tocar el agua. Se deja allí un rato y cuando está casi derretido se mezcla suavemente hasta terminar de disolverlo y quede con una textura cremosa. Foto 2.

 

Paso: 4

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Como se elabora el huevo de chocolate.
Apoyar el molde sobre algo que quede seguro y con una cuchara llenar el molde de chocolate hasta la tercera parte aproximadamente. Foto 1.

Tomarlo con las dos manos e ir girando cubriendo de chocolate el molde hasta el borde mismo. Foto 2.
Una vez cubierto totalmente el chocolate sobrante se vuelca nuevamente en el tazón donde se encuentra el resto del chocolate. Se pasa una espátula ancha sobre los bordes del molde para retirar el chocolate que pudiese haber quedado fuera al girarlo.
Esto se hace para que los bordes queden libres de chocolate y se pueda desmoldar fácilmente.

 

Paso: 5

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Otra forma de hacerlo es pincelando el molde con chocolate hasta que esté todo cubierto.
El tamaño del pincel dependerá del tamaño del molde.
Una vez cubierto el molde totalmente de chocolate y retirado el chocolate sobrante, si se tiene las dos mitades de molde se cubre una bandeja con papel blanco (papel sulfito) Foto 1, y se coloca el molde boca abajo Foto 2.

Se lleva a la heladera durante 10 minutos aproximadamente (el tiempo suficiente para que el chocolate se solidifique bien). El tiempo que se deja en la heladera no debe excederse demasiado porque el huevo de chocolate se opacaría.

Se retira de la heladera y se cubre con una segunda mano de chocolate tratando de reforzar los bordes utilizando un pincel. Foto 3.

 

Paso: 6

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Se lleva nuevamente a la heladera pero esta vez boca arriba. Foto 1. Recordar de limpiar los bordes con una espátula ancha. Se dejan 10 minutos más y se retiran.
Se dan vuelta y se golpea un poco el molde contra la mesa. Si están bien solidificados salen enseguida. De lo contrario se puede agarrar con ambas manos las aletas del molde, del lado más ancho y hacer un poco de presión para abrirlo apenas y caiga el huevo. Foto 2.

Luego se vuelven a girar y con un pincel o una cuchara se le pasa chocolate por todo el contorno de ambas mitades de huevo. Foto 3.

 

Paso: 7

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Se lleva 5 minutos a la heladera para que quede bien sellado y se retira. Foto 1.
Se puede decorar con glasé colocándolo en cartuchos de papel y hacerle dibujos delicados o bien se puede decorar con el mismo chocolate haciéndole líneas muy finas para que el huevo de chocolate siga con un aspecto delicado.

Nosotros elegimos ambos productos para decorarlo, glasé y chocolate.
Utilizamos el glasé para hacerle un borde delicado en todo el entorno y luego colocamos chocolate derretido pero ya algo espeso, en un cartucho y fuimos haciéndole líneas finas simulando ramas y colocándole un punto de glasé cada tanto como pimpollos de flores. Las Fotos 2 y 3 muestran el huevo terminado.