Saltar al contenido

Galletas mortales de chocolate


Califica la receta

Cantidad: 29

INGREDIENTES
3 y ½ taza de harina más dos cucharadas 0000 o la que puedas conseguir (450 gramos)
1 cucharadita al ras de polvo de hornear (levadura química, leudante)
1 cucharadita de bicarbonato
Pizca de sal
½ cucharadita de pimienta en polvo
½ cucharadita de canela
1 cucharada o 1 sobre individual e café instantáneo
100 gramos de cacao amargo
1 y ½ taza de azúcar (300 gramos)
2 huevos
1 cucharada de vainilla
250 gramos de mantequilla a punto pomada
2 cucharadas de licor de cacao (o cualquier bebida fuerte)

Baño de chocolate
250 gramos de chocolate cobertura semiamargo
½ taza de crema de leche (nata) (125 cc)
1 cucharadita de glucosa (si no consiguen se puede suprimir)
2 cucharaditas de gelatina sin sabor
2 cucharadas de dulce de leche

Baño de chocolate blanco
250 gramos de chocolate cobertura blanco
½ taza de crema de leche (nata) (125 cc)

PREPARACIÓN
Para acentuar el sabor a chocolate se incluyen los ingredientes, canela, café instantáneo y pimienta.

Cernir la harina, el polvo de hornear, la sal, la pimienta, la canela, el bicarbonato, el café instantáneo y el cacao amargo.

Poner en el bol del procesador, el azúcar, la mantequilla, los huevos, los ingredientes secos, la vainilla y el licor de cacao.
Procesar de a poco hasta integrar todos los ingredientes.
Volcar sobre la mesa y terminar de unir bien formando un bollo.
Envolver en papel film y llevar al refrigerador para que descanse la masa y tome consistencia.
Cuando la masa está bien firme recién se retira y se estira.

Dividir la masa en porciones.
Tomar una porción y el resto guardar en el refrigerador para que la masa no pierda temperatura.
Estirar de ½ cm de espesor.
Con un cortante circular de galletas, de 8 cm de diámetro cortar las galletas.
Acomodarlas en un molde y cocinarlas en horno precalentado moderado 180º.
La cocción puede durar entre 10 o 12 minutos o más, (depende de cada horno).
No deben quedar demasiado cocidas, cuando la base toma un color un poco más oscuro, retirar.

Repetir lo mismo con el resto de la masa.

Una vez cocidas, retirar del molde y dejar enfriar bien para luego bañarlas.
Si es posible esperar al día siguiente para bañarlas.

Baño de chocolate oscuro. Picar el chocolate y ponerlo en un bol.
Verter la crema de leche en una cacerola chica y agregar la glucosa.
Llevar al fuego mientras se revuelve para disolver la glucosa.
Cuando la crema está a punto de hervor, retirar del fuego.

Mezclar para enfriar un poco y espolvorear la gelatina sin sabor.
Continuar revolviendo hasta que el polvo se disuelva.

Volcar sobre el chocolate picado y dejar unos minutos hasta que el chocolate se ablande.
Cuando esté blando mezclar hasta terminar que se disuelva.
Si cuesta terminar de disolverlo, poner todo a fuego lento y dejar unos segundo revolviendo y retirar.
Repetir esta operación hasta que el chocolate esté disuelto.
Agregar el dulce de leche y mezclar bien.

Apenas baja la temperatura tiende a espesarse.
Por lo tanto bañar las galletas que llevan chocolate oscuro.
Este baño de chocolate se hace para que las galletas se cubran con una capa espesa de chocolate.
Apoyar cada galleta sobre papel blanco, (papel sulfito, de panadería).
Cuando se tienen unas cuantas bañadas se ponen unos minutos en el refrigerador para que se solidifiquen antes y bien.

Baño de chocolate blanco

Se pica el chocolate blanco.
Se calienta la crema de leche y se vuelca sobre el chocolate blanco.
Se empieza a mezclar hasta que el chocolate esté disuelto e integrado a la crema.
Dejar que enfríe para que la ganache tome consistencia.

Una vez que tomó consistencia como para bañar las galletas, se bañan.
Se procede igual que las galletas anteriores.

Se pica chocolate negro y blanco bien chico y antes que se endurezca se esparcen sobre algunas galletas para decorarlas.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones