Saltar al contenido

El Señor Pan Dulce y sus leyendas

pan dulce


pan dulce

Para aprender a elaborar un Pan Dulce paso a paso con las fotos correspondientes a cada paso, les sugerimos hacer clikc aquí: Pan dulce paso a paso.

Es inevitable al pensar en las Navidades no asociarla a un árbol de Navidad…una mesa hermosamente decorada y un hermoso Pan Dulce en ella.

Costumbres venidas de países europeos y particularmente de Italia donde se originó este maravilloso pan y donde las Navidades suelen estar cubiertas de nieve y con varios grados bajo cero, donde se justifica su ingesta al estar tan lleno de frutas y de calorías.

A través de los años personas que fueron emigrando de un país a otro fueron trasmitiendo estas costumbres que traspasaron continentes, países, ciudades, pueblos y aldeas, logrando formar parte de uno mismo.

Informaciones obtenidas dicen que hay distintas leyendas que narran el nacimiento del Panettone italiano.

Y si analizamos su nombre Panettone lo asociamos inmediatamente a un pan grande.

Éstas son algunas de las leyendas que se conocen.

Una de ellas dice que alrededor del siglo lX en el norte de Italia acostumbraban a festejar entre las familias el solsticio de invierno que es cuando el sol se encuentra en uno de los dos trópicos.

El solsticio se produce entre el 21 y 22 de diciembre o sea unos días antes de la Navidad.

Las familias solían reunirse alrededor de una hoguera encendida donde el jefe de familia tomaba un pan grande y lo repartía entre todos para comerlo con respeto y en silencio.

Era considerado un pan especial para una fecha especial y señal de Buenos Augurios.

La otra leyenda cuenta que el duque milanés Ludovico Sforza II Moro, quien era protector de Leonardo Da Vinci, quiso festejar de un modo especial las fiestas del año 1495, mandando preparar exquisiteces acordes a la riqueza de la corte milanesa. Y el postre, lógicamente, iba a ser el toque final de dicho banquete. Sucedió que se quemó el postre y el pánico invadió a toda la cocina.

El cocinero estaba pasando su peor momento, cuando por casualidad, advierte que un aprendiz de su cocina llamado Toni, había elaborado un pan a escondidas con las sobras de los ingredientes utilizados para el postre.

Le había agregado frutas y la intención era llevárselo para su casa. En la desesperación el hombre se lo quitó y lo presentó en la mesa del duque.

Los comensales al probarlo quedaron encantados. Ludovico preguntó quién lo había hecho y cual era el nombre del postre. El cocinero llevó a Toni frente al Duque y le dijo que éste, todavía no tenía nombre. Se decidió entonces ponerle il pane di Toni, panettoni. Con el tiempo pasó a llamarse Panettone, posiblemente por alguna deformación que se produjo con el nombre.

La última……. cuenta una historia de amor entre un noble de la época de Ludovico y una campesina alrededor del año 1490. Dado que este joven aristócrata llamado Ughetto Atellani de Futi se había enamorado perdidamente de la plebeya, para poder verla se vistió como un hombre pobre y fue a trabajar como aprendiz en la pastelería del padre de Alcira, su enamorada. Pero llegó un momento en que el negocio no rendía y comenzó a decaer, entonces a Ughetto se le ocurrió elaborar un nuevo pan al que le agregó manteca, huevos, frutas confitadas y aromatizado con limón y naranja.

Se transformó en un panettone con mucho éxito y los milaneses acudían a la pastelería a comprar este pan para deleitarse con el sabor y aroma que desprendían estos panes.

Qué hay de verdad en todas estas historias no lo sabemos quizás todas tengan algo de cierto y la creación del Pan Dulce haya comenzado con un poco de cada una.

Lo que sí sabemos es lo lindo que es vivir y fantasear con estas leyendas, que al final………. y quizás gracias a ellas, cada Navidad disfrutamos del Pan Dulce que hay en cada mesa de Navidad!


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones