Cocas de San Juan

La coca de San Juan es típica de Cataluña aunque su verdadero origen es desconocido. Es muy tradicional comerlas en la noche de San Juan. Consiste en una masa dulce de levadura y su superficie está cubierta de frutos secos, fruta abrillantada o confitada y decorada de crema pastelera.

 

Es conocida con diferentes nombre en distintos países siendo su elaboración similar. También está la coca de San Juan salada y ambas se comen la noche de San Juan.

Cantidad: 2 cocas

INGREDIENTES
Espumado
30gramos de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca
½ taza de agua tibia
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina

Masa
5 tazas de harina (600gramos) 000 (3 ceros o la que se tenga disponible.
100gramos de mantequilla pomada
½ taza de azúcar (100gramos)
1 pizca de sal
3 huevos
¾ taza de leche (180cc.aprox.)
Ralladura de un limón
Ralladura de una naranja
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de agua de azahar

Para la cubierta
Crema pastelera
c/n cerezas confitadas
50g de frutas confitadas
50g de frutos secos.

PREPARACION
Espumado.
Colocamos la levadura en un tazón junto con el agua tibia, el azúcar y la harina.
Mezclamos bien, tapamos el tazón y dejamos hasta que espume y leve.
Aproximadamente 10 minutos puede llevar este proceso.

Aparte, colocamos previamente cernida, la harina, la sal, el azúcar.
Mezclamos bien.

Hacemos un hueco en el centro y vertemos la levadura ya pronta y mezclada.
Los huevos ya mezclados, la leche a temperatura ambiente y la ralladura de limón, de naranja, la canela y el agua de azahar.

Revolver primero con una cuchara hasta lograr mezclar todos los ingredientes y que se arme una masa que se desprenda de los bordes del recipiente.
Volcar la masa sobre la mesa de trabajo previamente enharinada y comenzar a amasarla hasta unirla groseramente.

Verter la mantequilla pomada y terminar de amasarla hasta lograr una masa suave, elástica y no pegajosa.
Colocarla en un recipiente que sea lo suficientemente grande como para que fermente cómoda hasta que duplique su volumen.
Cubrimos el recipiente con una hoja de nailon y luego con un paño para que concentre calor y leve más rápido.

Una vez lograda esta fermentación, volcamos la masa sobre la mesada ligeramente aceitada y la movemos un poco para que desprenda todo el aire acumulado y vuelva a su tamaño inicial.
Se divide la masa en dos partes iguales.
Bollamos cada una de las partes y luego estiramos formando un rollo que vamos deslizando sobre la mesa hasta que tenga aproximadamente 30cm de largo cada uno.

La colocamos en una placa ligeramente enmantecada y la cubrimos con un paño seco para dejarla que haga su fermentación final.
Precalentar el horno a temperatura alta de 200º. Las cocas se pintan con huevo batido y se distribuyen los frutos secos, la fruta confitada y las cerezas. Se decora con la crema pastelera.

Colocar en el horno y dejar cocinar 10 minutos para luego bajar la temperatura del horno a 170º. Volver a pintar con huevo y terminar de cocinar en otros 10 minutos aproximadamente. Retirar, dejar enfriar y servir.

Etiquetas: