Saltar al contenido

Cheesecake de chocolate blanco y muchos frutos


Califica la receta

Más que deliciosa es esta cheesecake donde se sustituyó la masa de base por galletitas molidas que la hizo especialmente crocante. La mezcla de quesos cremas de buenísima calidad al mezclarse con la crema de leche y el chocolate blanco con parte de la frutilla, le da un sabor finísimo. Por último se unieron un conjunto de frutos especialmente elegidos para decorar la superficie y los bordes de la cheesecake.


Nosotros empleamos para esta cheesecake dos quesos cremosos pero en caso de no conseguir queso crema se puede utilizar queso Philadelphia solo y el resultado será estupendo.



Porciones: 15

INGREDIENTES
Masa base
300gramos de galletitas dulces molidas
150gramos de mantequilla derretida
50gramos de azúcar


Relleno de cheese cake
Ganache
1 taza de crema de leche (nata)
320gramos de chocolate blanco cobertura de buena calidad
400gramos de queso Philadelphia
400gramos de queso crema natural (pero en caso de no conseguir este queso utiliza solo Philadelphia)
1 taza de azúcar (200gramos)
4 huevos
250gramos de frutillas (fresas)
4 kiwi
5 higos
1 racimo de uva
3 o 4 cucharadas de jalea de manzana o brillantina en gel

PREPARACION
Masa. Colocar las galletitas en el vaso del procesador y procesarlas hasta transformarlas en polvo.
Agregarle el azúcar y la mantequilla derretida.
Volver a procesar solo hasta que los ingredientes se unan y formen una especie de masa.

Enmantecar una tartera desmontable de 24cm de diámetro.
Volcar la preparación de las galletitas y con el revés de una cuchara ir presionando esta preparación para que quede bien adherida al fondo de la tartera.


Forrar la parte exterior de la tartera con papel aluminio.
Así nos aseguramos que al cocinarse al baño María no puede entrar agua a la tartera.

Llevar al refrigerador hasta que la base esté fría y firme.

Relleno. Batir el queso Philadelphia y el queso crema con el azúcar.
Agregar los huevos de a uno.



Aparte preparar una ganache.
Calentar la crema de leche a punto de hervor.
Volcarla sobre el chocolate blanco previamente picado.
Mezclar hasta que el chocolate esté derretido.

Agregar la ganache a la mezcla anterior mezclando bien.

Armado de la cheesecake. Cortar a la mitad 125gramos de frutillas.

Retirar la tartera del refrigerador y acomodar las mitades de frutillas todo alrededor del borde de la tartera.

Verter el relleno sobre la tartera.
Llevar a cocinar a baño María en un horno precalentado 170º durante 60 minutos aproximadamente, o hasta que los bordes estén firmes y el centro más húmedo.

Apagar el fuego y dejar enfriar dentro del horno.
Luego llevar al refrigerador y recién desmoldar una vez que esté bien frío.

Cubrir la superficie con frutillas cortadas a la mitad, kiwi cortado en rodajas, higos cortados en cuartos y granos de uva.
Se puede cubrir con jalea previamente calentada para que la fruta brille y su efecto sea más llamativo.

O se puede acomodar la fruta y utilizar brillantina en gel que se compra en los comercios de venta de artículos de repostería.
Los bordes se decoran con fruta cortada fina.
Mantener en el refrigerador y retirar un rato antes de servir.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones