Saltar al contenido

Caramelos sorpresa de chocolate


Son masitas envueltas con forma de caramelos, con la diferencia que al comerlos nos encontramos con una sorpresa mayor. Entran dentro de la categoría de masas finas que gustan a grandes y pequeños. Se empleó masa sucrée para que la masita quedase fina. Para conocer las características de la masa sucrée sugerimos que hagan click aquí:[articulo:42]

Cantidad: 2 docenas

INGREDIENTES
Masa Sucrée
300 gramos de mantequilla pomada (1 y ½ taza)
1 taza de azúcar (200 gramos)
3 yemas (60 gramos)
4 tazas mas 1 cucharada de harina 0000 (4 ceros o la que se tenga disponible) (500 gramos)
Pizca de sal
½ cucharadita de polvo de hornear
1 cucharada de vainilla
3 cucharadas de leche

Para rellenar
1 barra de chocolate semiamargo de buena calidad
50gramos de chocolate cobertura derretido
Para espolvorear, azúcar impalpable (glas, lustre, pulverizada)

PREPARACION
Masa sucrée. Se puede hacer tanto a mano como con el procesador.
Nosotros utilizamos el procesador.

Colocamos en el bol del procesador, la mantequilla pomada junto con el azúcar. Procesar solo lo necesario para unir estos dos ingredientes.

Agregarle las yemas, la vainilla y la harina cernida con el polvo de hornear y la sal.

Procesar agregándole las 3 cucharadas de leche.
Apenas se forme la masa detener el procesador y llevar el bol a la heladera.

Dejar descansar la masa dos horas o de un día para otro mejor.

Relleno de chocolate. Cortar 1 o dos barritas de chocolate de acuerdo al tamaño que hagamos el caramelo. Nosotros sugerimos emplear una barrita.

Retirar la masa de la heladera, volcarla sobre la mesada ligeramente enharinada y terminar rápidamente de unirla.
Dividirla en dos partes. Una de ellas retornarla a la heladera.

La otra la estiramos fina de 2 o 3mm de espesor.
Cortamos un rectángulo del tamaño que sirva como para ubicar en el centro el chocolate y envolverlo con la masa restante formando un paquete.

Finalmente pisar los bordes con un tenedor para que el chocolate quede contenido.
Ir acomodándolos en una placa y llevarlos a cocinar en un horno suave (150º o 160º) para evitar que el chocolate se queme. Es mejor esperar un poco que se cocinen a acelerar el proceso y quemarlos. 15 o 20 minutos puede llevar su cocción. Deben quedar blancos no tostados.

Una vez cocidos se retiran y se espolvorean con azúcar impalpable.
Se terminan con hilitos de chocolate.

Se pueden hacer con anterioridad y guardarlos en envases herméticos durante 15 días.
O congelarlos durante 3 meses.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones