Saltar al contenido

Galletitas bañadas con caramelo de distintos colores



INGREDIENTES
2 y ½ tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (300 gramos)
Pizca de sal
½ cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
¾ taza de azúcar (150 gramos)
150 gramos de mantequilla fría
1 huevo
Vainilla a gusto
1 cucharadita de canela
½ cucharadita de jengibre en polvo

Caramelo para bañar
1 taza de azúcar
¼ taza de agua (3 o 4 cucharadas)
Color de repostería para teñir el caramelo

PREPARACIÓN

Cernir la harina con la sal y el polvo de hornear.
Poner en el vaso del procesador la mitad de la harina cernida, el azúcar, la mantequilla cortada en cubos, el huevo, la vainilla, la canela y el jengibre en polvo.

Procesar unos segundos y agregar el resto de la harina.
Seguir procesando solo hasta unir los ingredientes y formar groseramente una masa.

Si fuese necesario agregar 1 o 2 cucharadas de líquido (puede ser jugo de naranja, o de limón, o leche o agua).

Volcar sobre la mesa de trabajo y terminar de unir bien la masa.
Envolver en papel film y llevar a la heladera durante unas horas.

Retirar, dividir la masa en 2 o 3 partes.
Tomar una de las partes, las restantes se colocan nuevamente en el refrigerador.

Estirar la masa y con diferentes cortantes marcar las galletas.
Acomodarlas en una placa de horno.
Llevarlas nuevamente al refrigerador y dejarlas unas horas o hasta que la masa esté bien firme.

Eso nos permite que la masa se cocine bien sin que llegue a deformarse.

Cocinar en horno moderado 180º durante 12 o 15 minutos o hasta que estén cocidas pero no doradas.
Retirar y dejar enfriar sobre rejilla.

Caramelo. Poner el azúcar en una cacerola chica.
Agregar el agua de forma que apenas cubra el azúcar.
Llevar al fuego y mezclar solo hasta que el azúcar y el agua se integren bien.
No volver a mezclar.

Cuando los bordes empiezan a cambiar de color, se toma la cacerola con las manos y se gira para unificar el caramelo.

Cuando se formó el caramelo se retira del fuego.
Se vuelca un poco de caramelo en una galleta y con un palillo tomamos un poco de color.
Introducimos el palillo en el caramelo y vamos mezclando hasta que el caramelo tome el color elegido.

Repetimos lo mismo en cada galleta dándole a cada una un color distinto.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones