Saltar al contenido

Galletas con forma de sandía



Galletas con forma de sandía
5 (100%) 1 vote[s]

Se puede hacer una masa y luego dividirla y darle color o bien se puede preparar dos masas iguales y a cada una darle color. Nosotros preferimos hacer dos masas y distribuir bien el color en el momento de batirla.

galletitas sandiaINGREDIENTES
125 gramos de mantequilla a punto pomada
¾ taza de azúcar (150 gramos)
1 huevo
Vainilla
2 tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (240 gramos)
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
Pizca de sal
Color rojo comestible
Chispas de chocolate
1 clara de huevo

Preparar otra masa igual
Color verde comestible

PREPARACIÓN

Batir la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema.
Agregar la vainilla y el color rojo hasta que quede bien intenso.
Batir unos segundos para que el color se distribuya bien y no quede acumulado en una parte.

Cernir la harina, el polvo de hornear y la sal.
Incorporar a la preparación anterior revolviendo hasta formar una masa.
Volcar sobre la mesa de trabajo y terminar de armar la masa uniendo con las manos.

Apoyar sobre una hoja de nailon y darle forma de cilindro haciéndola girar por la mesa.
Aproximadamente debe tener 5cm de diámetro.

Envolver bien el cilindro en papel film y dejar en el refrigerador.

Preparar otra masa igual. A la mitad de la masa agregar color verde simulando la cáscara de la sandía.
La mitad restante dejar natural (sin agregar color).

Envolver cada parte de la masa en papel film y llevar al refrigerador durante un rato o hasta que tome consistencia.

Una vez que las masas están firmes retirarlas del refrigerador.

Tomar la masa que no está teñida y estirar lo necesario como para envolver el cilindro rojo.

Aparte, poner la clara en una taza y mezclarla apenas con un tenedor.
Pincelar con la clara toda la superficie de la masa estirada.
Esto se hace para pegar la masa al cilindro.

Apoyar el cilindro rojo en un borde de la masa no teñida y hacerla girar hasta que quede bien envuelta.
Esta parte simulará la parte blanca que tiene la sandía.

Luego estirar la masa verde y proceder de la misma forma que la masa anterior.
Pincelar con clara y envolver el cilindro.

Envolver con papel film y llevar al refrigerador dejándolo unas horas o hasta que la masa esté bien firme.
Cortar rodajas de ½ cm de espesor.
Cada rodaja cortarla a la mitad.
A cada mitad hundirle unas chispas de chocolate para simular las semillas de la sandía.

Acomodar en una placa de horno a medida que vamos formando las rodajas de sandía.
Cocinar en horno precalentado 180º durante 15 minutos o hasta que estén cocidas.
Se pueden guardar en envases herméticos durante varios días.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones