Saltar al contenido

El famoso licor Rompope

El famoso licor Rompope
4.5 (90%) 4 votes

rompope receta

El licor rompope es una de las bebidas tradicionales de México. Su origen es por el año 1600 en la ciudad de Puebla, lo elaboraban las monjas del convento de Santa Clara.

Cada monja tenía su especialidad y la monja Eduvige fue la encargada de hacer esta bebida que se hizo tan popular que pasó a ser emblema nacional mexicano. Por este motivo se decidió comercializarlo.

En realidad el rompope que se hace a nivel familiar es una imitación porque la verdadera fórmula la mantienen secretamente en el convento de Puebla y nadie ha logrado sacar a luz ese secreto que se pasa de generación en generación. Es un licor de yemas de huevo pero al que se le agrega especias y almendra que lo deja de un sabor deliciosamente cremoso.

Hoy les damos esta versión muy similar al verdadero Rompope.

INGREDIENTES

1 litro de leche
1 y ½ taza de azúcar (300 gramos)
1 trozo de canela en rama
2 clavos de olor
1 pizca de nuez moscada
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
40 gramos de almendras peladas y molida
10 yemas
1 cucharada de agua de azahar
1 taza y ½ de alcohol apto para consumo humano de 96º, se puede suplir por aguardiente de caña

PREPARACIÓN

Se aparta ¼ taza de leche y se disuelve el bicarbonato en la leche
Reservar.

Se pone el resto de la leche en una cacerola.
Se agrega el azúcar, la canela, el clavo de olor y la nuez moscada.
Se agrega el bicarbonato disuelto en la leche.

Se lleva al fuego y una vez que levante hervor se deja 35 minutos más.
Se retira del fuego y se agrega la almendra molida mezclando.
Se vuelve a poner al fuego y se deja hervir 5 minutos más.

Se retira del fuego y se deja enfriar bien.
Se cuela.

Se baten las yemas a punto letra o punto cinta.
Se agrega de a poco y revolviendo la preparación de leche.
Se vuelve a poner en el fuego revolviendo siempre hasta que espese un poco sin hervir.
Se retira del fuego y se agrega el agua de azahar, el alcohol y se envasa en botellas preferentemente oscuras, cerradas herméticas.