Cronut mezcla de croissant y donut

Esta especialidad que ha triunfado enormemente en Nueva York fue inventada por el pastelero Dominique Ansel. Consiste en una masa de croissant francés con forma de donut americana. Dicen que tiene el cuerpo del croissant francés y el aspecto de la donut americanas.
cronutsEs de origen norteamericano y específicamente tiene su auge en Nueva York, aunque rápidamente se difundió por muchos países. Lo llaman el hijo del croissant y la donut.
Se bañan con una capa de un baño muy simple de azúcar impalpable (glas, pulverizada) y agua o licor y admite muchísimos sabores. También la bañan con chocolate y admite todo lo que nuestra imaginación nos inspire………

INGREDIENTES
Levadura
½ taza de leche (125cc) tibia
1 cucharada de azúcar
¾ taza de harina (100 gramos aproximadamente)
20 gramos de levadura fresca o ¾ cucharada de levadura seca

Masa
3 y ½ tazas de harina 0000 o la que consigas (420 gramos)
½ taza de azúcar (100 gramos)
1 cucharada de miel
2 huevos
140 gramos de mantequilla a punto pomada
Vainilla a gusto

Baño
Azúcar impalpable (glas, pulverizada)
Agua o licor a gusto

PREPARACIÓN
Levadura. Poner la leche tibia en una taza grande.
Agregar el azúcar, la harina y la levadura.
Mezclar hasta integrar todos los ingredientes.
Tapar y dejar unos 10 minutos aproximadamente hasta que la levadura empiece a actuar.
La preparación leva formándose espuma.

Masa. Poner en un recipiente la harina, el azúcar, la miel, los huevos y la vainilla.
Unir todos los ingredientes.

Incorporar la levadura ya levada y espumada.
Trabajar ambas preparaciones hasta unirlas y formar una masa tierna

Una vez formada la masa se abre un poco la masa y se agrega parte de la mantequilla.
Se trabaja con las manos la masa amasando hasta que la mantequilla esté integrada.
Continuar de este modo hasta terminar de agregar toda la mantequilla.

Una vez formada la masa con la incorporación de la mantequilla se pone la masa en un recipiente.
Se cubre el recipiente con papel film o con un paño.
Se deja en la heladera, que descanse y leve tranquila el tiempo necesario para que duplique su tamaño.

Una vez levada se vuelca sobre la mesa de trabajo y se amasa lo necesario para quitarle todo el aire que se formó dentro de la masa.
La masa vuelve a su tamaño inicial.

Estirar la masa con el rodillo en forma rectangular y de aproximadamente 2 cm de espesor.
Tomar el borde inferior de la masa y doblarla hasta la mitad.
Tomar el borde superior y cubrir la masa doblada.
La masa queda con 3 dobleces y se deja descansar 40 minutos en la heladera.
Esta operación se repite 3 veces más, resultando en total 4 dobleces.

Cada vez que se vuelve a estirar la masa se gira de modo que los dobleces queden mirando hacia nosotros.
Se estira un poco, siempre en forma rectangular y de 2cm de espesor.
Se repite el doblez y se lleva a descansar.

Por último se estira la masa y con cortadores circulares de aproximadamente 6 o 7cm de diámetro, se cortan los círculos dándoles forma de donut (dona).
Con un cortante más pequeño se corta el centro o quienes cuentan con el molde apropiado (un cortante con doble círculo) cortan directamente las donas.

Se apoyan sobre una placa, se cubren con un paño y se dejan levar un rato.
Los cronut se pueden cocinar al horno o freírlos.
Por la cantidad de mantequilla que lleva este hojaldre, aclaramos que fritos es como quedan bien hojaldrados.
Al horno se eleva su masa, queda liviana pero no quedan con el aspecto hojaldrado que tienen los cronut fritos.

Los restos de masa no se amasan se van encimando y se estiran de nuevo.
El hojaldre no se abre como las anteriores pero es una forma de aprovechar los restos.

Cocción al horno. Precalentar el horno a temperatura alta de 200 o 210º y cocinar los cronut durante 7 u 8 minutos o hasta que notamos que las capas se abrieron y los cronut están hojaldrados.
Bajar la temperatura del horno a 180º y terminar de cocinarlos.

Cocción con aceite. Poner abundante aceite en una cacerola más bien chica y de bordes altos. Agregar una cáscara de limón o una cáscara de huevo para que el aceite no se queme.

Dejar hasta que el aceite esté caliente (no hirviendo) y freír los cronut.
Cocinar solamente, uno o dos cronut por vez.

Se colocan en el aceite caliente y cuando empieza el aceite a cocinar, se sostiene el cronut con una cuchara y con las puntas de un tenedor se va abriendo el hojaldre de los bordes de la rosca.

Esta operación facilita mucho el hojaldrado. Las puntas del tenedor va abriendo el hojaldre mientras vamos girando el cronut para que el hojaldre quede parejo en todo el contorno.
Una vez que los cronut se hojaldraron, se baja la llama y se termina de cocinar dándole vuelta para que se cocine parejo de ambos lados.
Apoyarlos sobre papel absorbente y decorarlos a gusto.
Se pueden espolvorear simplemente con azúcar impalpable o bañarlos con una ganache o con un baño simple de azúcar impalpable y agua.

En este caso se decoraron con un baño de azúcar impalpable y licor.
Se pone ½ taza de azúcar impalpable en un recipiente y se le agrega 1 cucharada de licor de naranja. Se revuelve y se agrega licor hasta que tome una consistencia cremosa que se puedan bañar los cronut con facilidad.
Arriba se pegaron distintos confites de colores.

Se pueden servir así o rellenarlos con crema pastelera o dulce de leche.
Como se rellenan. Para rellenar los cronut debemos esperar a que estén fríos.
Se pone la crema pastelera en una manga con puntero liso y se introduce el puntero de la manga en distintos puntos, presionando la manga para despedir la crema.