Saltar al contenido

Chocolate cobertura – como fundirlo con aceites vegetales

chocolate cobertura

Cuando hablamos del chocolate cobertura verdadero nos referimos al que está elaborado con cacao y manteca de cacao. Donde no intervienen ingredientes como aceite vegetales hidrogenados.


De ahí lo delicado que es templar un chocolate puro en su composición y todos los requisitos que el mismo debe llevar.



chocolate cobertura

Para saber templar correctamente el chocolate cobertura verdadero hacer click aquí: Como fundir chocolate cobertura.

El motivo por el que la industria en general no emplea el verdadero chocolate cobertura es una razón de precio. El simil sale un 50% menos y cuanto más ordinarios sus componenetes más bajo el precio.


Esta es la razón de por qué vemos tanta diferencia de precios entre un producto y otro.

En este artículo vamos a explicar que existe en el mercado una variedad infinita en cuanto a calidad, de chocolates coberturas con aceites vegetales hidrogenados, saborizantes artificiales, esencias etc. Muchos de ellos están bien elaborados y balanceados y cuando las personas prueban el producto (si no es una experta, cree que está comiendo un verdadero chocolate). Por eso se conoce como simil chocolate cobertura.

Otros tienen tan alto contenido en grasas que cuando se prueba ésta queda adherida al paladar.


Pero cuando se emplea un chocolate con este componente (aceites vegetales hidrogenados, saborizantes etc) en baja proporción, lo podemos utilizar con excelentes resultados evitándonos todos los delicados pasos que lleva el templado. Solo se necesita fundir el chocolate a baño María.

Se pica el chocolate en pedazos medianos y se coloca en un recipiente de loza, plástico, vidrio, que encaje perfectamente en una cacerola.

A la cacerola le agregamos agua. La cantidad suficiente como para que no llegue a tocar el fondo del recipiente donde se encuentra el chocolate.



Cuando el agua llega a punto de hervor se apaga el fuego y se coloca el recipiente que contiene el chocolate.

Se deja allí y se mezcla el chocolate cada tanto hasta que esté totalmente disuelto. Se mantiene siempre sobre el agua para que no pierda temperatura y se mantega fundido.

El chocolate blanco debe fundirse a una temperatura un poco menor. Es más delicado y se quema fácilmente.

Con el chocolate se debe tener cuidados rigurosos, como evitar cualquier contacto con el agua ( salpicaduras o vapor ) ya que el chocolate se estropearía.

Microondas, otra forma de fundirlo.

Se corta el chocolate en pedazos grandes y se coloca en un recipiente adecuado para microondas.

Se introduce en el microondas y se trabaja siempre a potencia media programando el tiempo de acuerdo al peso del chocolate que se quiere fundir.

Los tiempos siguientes son aproximados ya que depende de cada microondas.

Por ejemplo, para 300 gramos, 2 minutos 20 segundos.

Para 500 gramos, 2 minutos 45 segundos.

Para 700 gramos, 3 minutos y 25 segundos.

Para 1000 gramos, 4 minutos y 35 segundos.

Para fundirlo de esta forma siempre se debe hacer en varias etapas. Retirando el chocolate, revolviéndolo y colocándolo nuevamente. De acuerdo a la cantidad se debe hacer en no menos de tres etapas.

Al principio parece que no se derrite pero igualmente se revuelve. Finalmente con paciencia se logra fundir.

Cuando el chocolate está completamente fundido la temperatura debe oscilar entre 40º y 45º.

Para comprobar si es la correcta se coloca un poco de chocolate debajo del labio inferior y se debe sentir sensación de templado (apenas tibio, un poco más que la temperatura del cuerpo. Otra forma es contar con un termómetro. Se introduce en el chocolate y marca la temperatura.

Cuando el chocolate está bien fundido el resultado es un chocolate firme, brillante y resistente a las variaciones de temperatura.

Una vez derretido el chocolate (con aceites vegetales hidrogenados) se continúa revolviendo en forma constante pero lenta hasta que la temperatura baje uniformemente y adquiera la temperatura ideal para modelar.

Nuevamente para comprabarlo en forma casera se pone un poco de chocolate debajo del labio inferior y se debe sentir sensación de frío.

Ahora sí está pronto para ser moldeado y transformarlo en huevos de Pascuas, bombones, conejos, patitos, etc.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones