Capirotada un postre típico de México

Es un postre típico de México, específicamente del estado de Jalisco, Sinaloa, Sonora y Zacateca. La capirotada es un postre que ha pasado de generación en generación y que varios países lo han adoptado. Se acostumbra a comer en cuaresma y en semana santa acompañado de un café o te. Básicamente consiste en rodajas de pan de días anteriores. Estas rodajas son tostadas y mojadas en el almíbar de piloncillo. Se le llama piloncillo a un dulce típico de México y de otros países que consiste en, azúcar de caña que luego de un cocimiento a altas temperaturas se transforma en una melaza densa que se moldea en forma de conos y cubos. Una vez frío y seco se solidifica y se vende en trozos pequeños.La capirotada está formada por capas de pan tostado, frutas pasas y frutos secos. Todo esto bañado con el almíbar de piloncillo. Hay un sin fin de formas de hacerlo según la región y la tradición de cada uno. Esta receta es una de ellas. Se puede servir tanto caliente como frío.

INGREDIENTES
2 panes de birotes o bolillo (así se conocen en México) se pueden hacer con rodajas de baguette
4 piloncillo
1 litro de agua
1 trozo de canela en rama
2 clavos de olor
Un trozo de cáscara de naranja
1/2 taza de maní tostado (cacahuate)
1/2 taza de nueces
150 gramos de queso rallado (manchego, panela, monterrey, banquet etc.)
1/2 taza de pasas de uva
1/2 taza de ciruelas pasas
1 cucharada de mantequilla

PREPARACIÓN
Llevar una sartén al fuego y dejar que se caliente.
Tostar las rebanadas de pan de ambos lados.
Reservar.

Se pone el litro de agua en una cacerola y se lleva al fuego junto con los conos de piloncillo, la canela y el clavo de olor.
Se deja en el fuego hasta que el piloncillo esté derretido.
Se retira del fuego y se cuela para retirar el clavo de olor, la cáscara de naranja y la canela.

Se enmanteca el recipiente donde se va a armar la capirotada.
Se cubre el fondo con rodajas de pan tostado.
Se esparce pasas de uva, maníes tostados, ciruelas pasas picadas y nueces picadas.
Se espolvorea con queso rallado.

Se vierte la miel de piloncillo de forma que el pan quede bien embebido.

Se repite estos pasos hasta terminar los ingredientes.
El pan debe quedar bien mojado con la miel de piloncillo.

Dejar en reposo un rato para que la capirotada se asiente bien.
Servir con un café o te.