Saltar al contenido

Bombones rellenos de chocolate, maníes y migas de torta



Cantidad: 35

 

INGREDIENTES

1 taza de maníes sin piel y tostados
200 gramos de chocolate cobertura
1 taza de migas de bizcochuelo, torta o galletitas
2 cucharadas de dulce de leche
3 cucharadas de crema de leche o nata

Para bañarlos y decorarlos
200 gramos de chocolate cobertura semiamargo negro
150gramos de chocolate blanco
Pasas de uva negras y rubias
Cáscara de naranja abrillantada o glaseada

 

PREPARACIÓN

 

El relleno

Procesar los maníes solo lo suficiente como para partirlos un poco, no que lleguen a pulverizarse.

Cortar el chocolate en trozos medianos y derretirlo a baño María con agua caliente pero no hirviendo y con el fuego apagado. El recipiente no debe tocar el agua caliente.
Ir revolviendo cada tanto hasta que esté totalmente derretido.

Otra opción para derretirlo. Fundirlo en el microondas poniéndolo de a 30 segundos al 60% de potencia.
Se retira, se revuelve y si es necesario se vuelve a poner hasta lograr que el chocolate esté fundido.

Poner en un recipiente los maníes, el dulce de leche y las migas de bizcochuelo.
Volcar el chocolate cobertura derretido e ir mezclando hasta formar una crema bien espesa.
Si es necesario agregarle un poco más de migas para lograr la textura.

Incorporar la crema de leche y revolver bien.

Formar los bombones

Tomar pequeñas porciones e ir formando con las manos pequeñas bolitas.
Para trabajar más cómodos conviene enmantecarse las manos así no se pega el relleno.
Apoyarlas sobre papel blanco (sulfito, de panadería, de manteca).
Dejar oreando durante 24 horas.

Baño de chocolate

Para bañarlos. Se pone a derretir el chocolate cobertura negro y blanco en recipientes aparte.
Se derrite el chocolate con el mismo método que se explicó anteriormente.
Una vez derretido se retira del baño María y se espera a que enfríe un poco.

Se toma cada pieza y se apoya sobre un tenedor de dos puntas (los que tienen dos puntas son específico para esta tarea).
De todas formas se podrá utilizar un tenedor común.
Con ayuda de una cuchara se baña todo el bombón y luego se golpea sobre uno de los bordes del recipiente para retirar todo el chocolate sobrante.

Apoyarlos sobre papel blanco.
Una vez bañados unos cuantos se llevan a la heladera durante unos minutos solamente para que el baño se afirme bien.
Realizar lo mismo con todas las piezas que se han formado, alternando los colores del chocolate.

Se puede terminar de decorar con pasas de uva, tiritas de cáscara de naranja glaseada o trozos de frutos secos.

Estos bombones duran solo unos días, pues cuenta con crema de leche entre sus ingredientes y eso limita su duración.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones