Torta de cumpleaños de Bob Esponja y consejos prácticos

Esta torta de Bob Esponja es una propuesta simple y aparente a la hora de realizar una torta de cumpleaños para nuestros pequeños.
Es tanto para nenas como para varones hasta tres años.


No se necesitan muchos conocimientos, solo voluntad, un poco de buen gusto y mucho amor hacia quien es el destinatario.

Al realizar una torta de cumpleaños infantil debemos de tener presente que la misma debe ser elaborada con ingredientes simples.
Los niños aún no tienen demasiado desarrollado la variedad del gusto por lo tanto disfrutan de un relleno sencillo y no rebuscado. Una crema pastelera, una crema de chocolate, dulce de leche, son en general sus preferidos.
Para cubrirla infaltable un merengue cocido que además de ser de su agrado es práctico para decorar asegurándonos, que una vez seco, la decoración quedará bien.

Para esta torta se emplearon dos bizcochuelos de 37×32. A continuación indicamos la receta del bizcochuelo empleado.

INGREDIENTES
6 claras
6 yemas
2 tazas de azúcar (400 gramos)
2 cucharaditas de vainilla o ralladura de limón
3 tazas de harina (360 gramos)
1 y 1/2 cucharadita de polvo de hornear
3/4 taza de agua bien caliente

PREPARACION
Enmantecar y enharinar los bordes de una placa de 37×32.
Forrar el fondo con papel blanco (papel sulfito o papel manteca o papel vegetal) y dejarlo limpio sin enmantecar.

Batir las claras con dos cucharadas de azúcar hasta que estén a punto nieve y bien firmes.
Aparte batir las yemas con la vainilla durante 10 minutos o hasta que estén bien claras y espesas, punto letra o punto cinta.

Luego agregar de a poco y siempre batiendo, las claras. Por último incorporar el azúcar restante en forma de lluvia mientras continúa el batido.

Dejar batiendo durante otros 10 minutos y luego retirar.

Cernir dos veces la harina y el polvo de hornear y comenzar a incorporarlo a la preparación anterior intercalando con el agua caliente en forma envolvente.

Verter la preparación en la placa y llevar a horno moderado durante 45 minutos aproximadamente. Para asegurarnos un buen levado y cocimiento es preferible que demore un poco más manteniendo la temperatura del horno baja sin apurar su cocimiento.

Una vez cocido, retirar, esperar que enfríe un poco y luego desmoldar. Apoyar sobre una rejilla y dejar allí hasta que enfríe bien. Retirar el papel y colocarlo un rato en el congelador para que la miga se afirme y poder cortarlo en capas más cómodamente.

Realizar otro igual.

Para mojar las distintas capas se empleó almíbar de duraznos en lata pero se puede sustituir por un almíbar común de partes iguales de azúcar y agua con 5 minutos de hervor fuerte.
Como relleno se utilizó crema de chocolate y dulce de leche.

Se cubrió y decoró con [Merengue cocido para decorar tortas] receta que se encuentra en nuestro sitio solopostres.com haciendo clic en Categoría [Baños para tortas y salsas] pero también se puede bañar y decorar con cualquier merengue que estemos acostumbrados a realizar y manejar. Cuando logramos aprender bien una receta ya sea un bizcochuelo, un baño, etc. es importante que la sigamos aplicando. El dominarla nos trasmite seguridad y confianza y nos augura que el producto final saldrá bien.

En el centro de la torta se colocó una lámina comestible de Bob Esponja que se compra en los locales de venta de productos de repostería.

Se cubrió con merengue blanco toda la torta menos la parte donde va la lámina de Bob Esponja que debe permanecer seca.

Luego se dividió el merengue en potes chicos dándole a cada uno el tono deseado.
Se trabajó con manga y punteros diferentes que pueden ser a su elección.

Nada más y el resultado está a la vista.