Decoración de cupcakes para Navidad paso a paso

cupcakes navideños

Paso: 1

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Para decorar las cupcakes utilizamos la masa de modelaje.

Para que tengan una idea de como se hace el proceso, pusimos como ejemplo de este curso la foto 1-2- y 3.
(pueden revisar este curso: Elaboración de la pasta de modelar paso a paso)
Lo más importante es que con cada paso se muestra una foto relacionada con el paso que se está realizando.

Este curso consta de 11 Pasos y está redactada de forma tal, que se pueda entender con facilidad y para aquellos que gustan del modelaje, puedan adquirir lentamente, práctica en el armado de figuras.

 

Paso: 2

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Tomamos un trozo de masa y lo estiramos un poco con el palote.
Aplicamos color (el que queramos o necesitemos).
En esta oportunidad aplicamos rojo dado que es uno de los colores que simboliza la Navidad y que irradia mucha energía. Foto 1
Con un palito sacamos algunas muestras de color rojo y la esparcimos sobre la masa.
Foto 1.
Una vez que colocamos el color rojo, doblamos la masa y la tomamos entre las manos y la vamos estirando y doblando Foto 2.

Continuamos así hasta que el color quede parejo. Foto 3
Si no queremos mancharnos mucho las manos, utilizamos guantes deshechables.
De todas formas, el color sale fácilmente lavándose varias veces las manos.

 

Paso: 3

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Tomamos otro trozo de masa y la estiramos al igual que la anterior pero a esta le ponemos color verde Navideño. Foto 1.

Procedemos de la misma forma, trabajando la masa hasta que quede de un verde parejo. Reservar, con la precaución de protegerla siempre dentro de una bolsa se nailon para que no se seque. Hemos de ser muy prolijos con la masa y habituarnos a mantenerla siempre protegida del medio ambiente.

Tomamos un trozo de la masa teñida de rojo y la estiramos con el palote.
Nos ayudamos, espolvoreando apenas la mesada y el palote con almidón de maíz.
De esta forma no se pegará y trabajaremos tranquilamente. Foto 2.

Formamos un círculo más grande que la cupcake.
Utilizamos un cortante circular cuyo diámetro sea unos 3cm mayor que el diámetro de la cupcake. Lo apoyamos sobre la masa y la marcamos. Foto 3.
Una vez marcada la masa se retira el círculo.

 

Paso: 4

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Se apoya el círculo en la palma de la mano.
Con una esteca o ruletereo se van afinando los bordes para formar las ondas. Foto 1

Las ondas se forman mejor haciendo girar la esteca sobre el borde exterior en un tramo de alrededor de 1cm y se deja sin pasar otro centímetro formándose y destacándose bien la onda. Foto 1.

Continuar así todo alrededor. Si querenos acentuar aún más las ondas, una vez terminadas se toma entre los dedos la onda y se estira un poco. Foto 2.

A medida que vamos avanzando, vamos girando el círculo para poder trabajar parejo todo el borde. Foto 3.

 

Paso: 5

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Una vez terminado, se unta con un poco de dulce de leche la superficie del cupcake, Foto 1. Se cubre la superficie con el círculo rojo. Quedando así como un mantel. Foto 2

Aparte, se estira la masa de color verde y se apoya un molde de árbol de Navidad.
Se cortan dos moldes iguales. Foto 3.

 

Paso: 6

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Se pintan uno de los lados de cada árbol con jugo de limón. Foto 1.
Se apoya un mondadientes a lo largo del árbol.
Se deja un trozo del mondadientes que sobresalga de la figura y se presiona un poco solamente como para que quede bien adherido a la masa. Foto 2.

Se apoya la otra cara pintada del árbol sobre la que tiene el mondadientes. Se presiona una poco y se deja sobre un trozo de telgopor espolvoreado con almidón de maíz hasta que seque un poco. Foto 3.

 

Paso: 7

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Se toma un trozo pequeño de masa de color rojo y otro de color verde.
Se trabajan por separado cada una.
Se toma por ej. la masa roja y se desliza sobre la mesa hasta formar un rollo fino.

Lo mismo se hace con la masa verde, hasta que quede del mismo tamaño que la roja. Se unen uno de sus extremos y se tornean quedando intercalado los dos colores.

Se da vuelta uno de los extremos formándose un bastón. Foto 1.

Se apoya sobre la superficie de la cupcake pegándolo con jugo de limón.
Se acomoda en forma decorativa como más nos guste. Foto 2

 

Paso: 8

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Se preparan bolitas rojas bien pequeñas.
Se coloca la masa en la palma de la mano y con el dedo índice se va girando hasta que quede bien lisa.

Se pega alrededor del borde de la cupcake y se asegura con un pequeño trozo de mondadientes. Foto 1.

Aparte, se toma un trozo de masa roja y se forman pequeñas bolitas como las que se ponen en el árbol de Navidad. Foto 3

 

Paso: 9

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Se pegan con jugo de limón en la parte central del árbol. Foto 1
Se espolvorea ligeramente con givré (polvo plateado que se vende en casa de venta de artículos de repostería). Foto 2.
Por último se toma el árbol de Navidad y se introduce el mondadientes en la cupcake para que quede bien afirmado. Se puede apoyar sobre una torta como motivo de decoración. Foto 3.