Como preparar un merengue para bañar donas, rosquillas o alfajores que nos quede impecable y además con brillo

Paso: 1

 

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Primero tenemos que hacer un glasé real de 1 clara.
Primero, reunimos los ingredientes formando así la mice in place.

Los ingredientes que necesitamos son:
1 clara
1 cucharada de jugo de limón
250 gramos de azúcar impalpable (glas, lustre, pulverizada)

Foto 1- están los ingredientes reunidos.

Hablemos de los ingredientes. El azúcar impalpable no puede ser cualquier azúcar que venden sin marca para abaratar el producto. Estos productos tienen un elevado porcentaje de almidón de maíz y esto hace que el producto final no quede bien. Cuando hacemos ciertas cosas como en este caso el glasé real, está prohibido comprar productos de bajo precio, porque lo barato sale caro. Compremos aquel producto que nos haga sentir seguros que su respaldo y nuestra experiencia ha ganado nuestra confianza.

Cernimos el azúcar impalpable para que si tiene algún grumo a través del cernido desaparezca. Foto 2.

Colocar el azúcar cernido en un recipiente Foto 3.

 

Paso: 2

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Colocamos en el bol de la batidora, la clara, el jugo de limón y la mitad del azúcar.
Foto 1.

Mezclamos primero Foto 2.
Luego batimos con la batidora eléctrica a velocidad máxima durante 5 minutos.

 

Paso: 3

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Una vez transcurridos los 5 minutos vemos como el merengue empieza a aumentar a través del batido. Foto 1.
Retiramos de la batidora y vamos agregando el resto de azúcar, de a poco hasta que el merengue quede bien firme y forme picos que se sostengan. Foto 2 y 3.

 

Paso: 4

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Una vez terminado el merengue se cubre con una hoja de nailon bien pegada al merengue para que no penetre aire y se seque. Foto 1.
Reservarlo.

Ahora empezamos a preparar el almíbar.
Los ingredientes que lleva es azúcar y agua.
Foto 2 y 3.

 

Paso: 5

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Ponemos en una cacerola chica 1 taza de azúcar y 1/2 taza de agua.
Foto 1.
Llevamos al fuego. Foto 2.

Una vez que rompe hervor dejar 4 minutos y retirar. Foto 3.

 

Paso: 6

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Se retira del fuego, Foto 1.
En la Foto 2 se puede apreciar la densidad del almíbar.
Es un almíbar liviano ligeramente espeso y así se necesita.

Ir agregándole el almíbar al glasé mientras se va mezclando hasta que el merengue tome la consistencia que necesitamos para bañar. Foto 3.

Generalmente el merengue lleva todo el almíbar.

Nuestra sugerencia es que trabajen agregándole la mitad del almíbar al merengue y reserven un poco para agregarle más tarde.

Sucede que de acuerdo a la temperatura ambiente (seco o húmedo), el merengue tenderá a secarse más o menos rápido.
Si se seca muy rápido contamos con un resto de almíbar para agregarle a medida que se necesite y así se soluciona.

 

Paso: 7

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

En las Foto 1, Foto 2 y Foto 3 se pueden apreciar perfectamente la densidad del glasé para bañar.

 

Paso: 8

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Para bañar donas, alfajores o roscas conviene introducir la parte que queremos bañar de las donas o las roscas en el merengue y bañarlas.
En el caso de los alfajores es mejor utilizar una cuchara e ir bañándolos con ella.
En definitiva en la práctica verán qué les da mejor resultado.

Una vez bañados se apoyan en rejilla o sobre papel blanco y se dejan secar.
Se secan con el aire del ambiente no se utiliza nada para secarlos.
En media hora están secos.

En la foto 1 la rosquilla está recién bañada y todavía no se ha secado.

En la Foto 2 y 3 ya ha transcurrido un rato y las rosquillas están secas.
Y se puede comprobar al verlas opacas.

 

Paso: 9

Foto 1

Foto 1

 

Foto 2

Foto 2

 

Foto 3

Foto 3

 

Una vez secos si quieren pueden pintarlas con brillo.

En la Foto 1, 2 y 3 se pueden ver las rosquillas bañadas con el brillo.

Hay varias marcas en los comercios de venta de artículos de repostería.
Nosotros usamos este polvo azucarado que tiene gelatina y glucosa.

Se llama polvo de brillo.
Se le agrega agua hirviendo y se disuelve el polvo. Una vez disuelto está pronto para bañar o pincelar las piezas que queremos que brillen.

Es un proceso muy simple que se puede hacer así o simplemente bañarlas solamente con el baño de merengue y que quedan muy bonitas igual.