Plátanos capeados

El origen de los plátanos capeados no se conoce con precisión, pero es una preparación común en México y en aquellos países donde la cosecha de plátano es abundante, por ejemplo Ecuador, Venezuela, Perú etc.
Este dulce consiste en una preparación bien sencilla. En muchos países utilizan para prepararlo la caja de harina hot cake.
Esta caja viene con las cantidades justas de ingredientes secos y solo con agregarle el líquido se forma la pasta. También puede hacerse casera toda la preparación.
Hay quien la prepara con leche y quien le agrega cerveza, ésta ultima deja la masa mas liviana y esponjosa.

INGREDIENTES
4 plátanos maduros
Jugo de limón
1 taza de harina 000 (120 gramos) (o la harina que encuentres)
Pizca de sal
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
1 huevo
1 cucharadita de vainilla
1 cucharada de miel
Leche o cerveza en cantidad necesaria
Aceite para freírlos
Azúcar
Canela a gusto

PREPARACIÓN
Pelar los plátanos y cortarlos a lo largo en dos o tres partes de acuerdo al tamaño de cada plátano.
Una vez cortados a lo largo, cortarlos en trozos de 4cm de largo aproximadamente.
Rociarlos con jugo de limon y reservarlos.

Masa. Poner en un recipiente la harina, la sal y el polvo de hornear.
Mezclar bien todo.

En otro recipiente poner ½ taza de leche o cerveza y agregarle el huevo, la vainilla y la miel.
Volcar sobre los ingredientes secos mientras se va revolviendo hasta formar una masa similar a la de los buñuelos.

Si se necesitase mas leche o mas cerveza se le agrega hasta lograr la textura necesaria.
Pasar los plátanos por harina.
Calentar abundante aceite en una cacerola de tamaño pequeño y de bordes altos.

Sumergir cada trozo de plátano en la masa y cocinarlos en el aceite.
Una vez dorados retirarlos con una espumadera y apoyarlos en papel absorbente.

Aparte, poner azúcar a la que se le agrega canela a gusto.
Una vez cocidos espolvorearlos con este azúcar.