Bizcocho con chocolate y crujiente de almendra

    Tan solo podemos decir: ¡madre mía! El chocolate y el crocante de almendra están hechos el uno para el otro. Aquí, se presentan en perfecta armonía! Tan deliciosos que es imposible resistirse!