Postres

Recetas de postres deliciosos
Suscribirse a recetas de postres
Suscribirse
Suscribirse a consultorio de postres
Feed Consultorio
Suscribirse a articulos de postres
Feed Artículos
Recetario de postres
Feed Recetas
Suscribirse a juegos de postres
Juegos
Recetas de postres en Facebook
Facebook
Algunas de nuestras recetas de postres
Brownie marmolado Abrir esta receta de postre
Postre gelatina mosaico Abrir esta receta de postre
Torta de chocolate decorada con maní de chocolate Abrir esta receta de postre
Patbingsu, aperitivo popular de Corea del Sur Abrir esta receta de postre
Pandoro Abrir esta receta de postre
Pan chipa o chipá Abrir esta receta de postre
Whoopies Abrir esta receta de postre
Granola con semillas Abrir esta receta de postre
Budín diplomático Abrir esta receta de postre
Get it on Google Play
Encuéntranos en Google+.
Síguenos en Tumblr

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido

Descripción general:

Esta pieza que representa una caja o cofre fue realizada en glasé real, y cada pieza por separado. Se aplicó la técnica de punto perdido como relleno, que le da a la pieza fineza y consistencia. Se trabajó sobre una malla de tul bien tupida que casi no se nota debajo de la decoración dándole un toque muy delicado. La tapa del cofre se realizó dos veces, una de ellas se colocó cubriendo totalmente la caja y a la otra se le dejó una leve abertura en uno de los costados donde se colocaron flores de distintos colores realizadas en glasé y pasta de goma. El resultado final, un detalle hermoso que impacta al mirarlo e ideal para colocar sobre la torta de una adolescente. O el compromiso de una pareja apoyando entre las flores las alianzas.
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido




Pasos del curso:

Paso Nº 1

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Esta es la pieza terminada.

INGREDIENTES
Glasé real
2 claras
1/2 cucharadita de ácido acético
1 cucharadita de glucosa
1 cucharadita de jugo de limón
1/2kg de azúcar impalpable (glas, pulverizada, lustre) (500gramos)
1 pizca de color celeste

Para terminar de decorarlo
Color verde, lila y amarillo pálido
Polvo gibré

El azúcar debe ser de buena calidad de alguna marca conocida que nos asegure que el producto es bueno de verdad. Si en el envase se encuentra la palabra Talco nos asegura que es la indicada.

Conos o cartuchos de papel cuya elaboración se encuentra en el curso número 2 de nuestro sitio de SoloPostres. http://www.solopostres.com
Conviene preparar varios conos porque el uso continuo del mismo los desgasta y teniendo reserva, los podremos cambiar a medida que sea necesario.
También se puede utilizar manga y boquilla 00 (nosotros sugerimos conos de papel)
Tul bien fino y de malla tupida 25 o 30cm.
Lentejuela lilas o celestes y algunas perlitas celestes o blancas
Hojas de nailon bien finas
1 trozo de telgopor de 2cm de espesor y 30 x 30 de lado (aproximadamente)
Un trozo pequeño de telgopor de 2mm de espesor
Alfileres preferentemente con cabezas de color (igualmente sirven las comunes).
Papel centímetrado para realizar los moldes (o puede ser cartulina o cualquier papel que tenga consistencia)

Para trabajar más cómodos preparamos primero la mice in place con todos los ingredientes y elementos que vamos a utilizar.

A continuación paso a paso su elaboración

Esta pieza está formada por 5 partes cuyos moldes son fáciles de realizar.
Los moldes consisten en: la base del cofre, más una tira curva que corresponde al frente del cofre, más una tira plana que cierra la caja más 2 tapas que cierra la parte superior del cofre.
Las fotos nos darán una dimensión real de los mismos.
En la foto figura solo 4 moldes porque la tapa del cofre se hace dos veces.

Paso Nº 2

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Como base del cofre utilizamos un molde con forma de semicírculo realizado en goma evans o en telgopor de 2mm de espesor (son esas planchas finas que se emplean como base de torta). Foto 1.


Si contamos con papel centimetrado para hacer el resto de los moldes, nos resultará mejor ya que nos guiaremos más fácilmente. De todas formas cualquier papel con algo de cuerpo nos servirá.
Para dibujar la base, (foto1) trazamos una recta horizontal de 8cm de largo.
Luego apoyamos un compás en uno de los extremos de la recta y trazamos un semicírculo que tenga 8cm de radio, lo recortamos y lo vamos acomodando en la plancha de telgopor.

Molde de la tira curva. Para dibujarla trazamos una recta horizontal de 22cm de largo y otra paralela que tenga 5cm de alto y 22cm de largo.
Terminamos cerrando cada extremo, formándose así una tira rectangular de 22 x 5cm, que luego haremos coincidir con la curva de la base. Foto 2.

Molde para cerrar el cofre.
Para dibujarlo, trazamos una recta horizontal de 13cm de largo x 5cm de alto y repetimos la operación anterior cerrando la figura y formándose otra tira rectangular de 13 x 5cm. Foto que se encuentra en la parte superior izquierda de la foto 3.

Paso Nº 3

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Tapa del cofre. Trazamos una línea recta de 13 y 1/2cm de largo y formamos un semicírculo de 9 y 1/2cm de radio. Foto 1.

Una vez finalizados y recortados prolijamente los moldes, se colocan todos sobre la plancha de telgopor. Foto 2.

Y los cubrimos con una hoja de nailon bien fina. Foto 3.


Paso Nº 4

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Sobre cada pieza se coloca un trozo de tul que cubra generosamente la pieza y lo fijamos bien con alfileres dejándolo bien tenso. Foto 1.

El molde que debe quedar curvo, lo retiramos de la plancha de telgopor y lo colocamos sobre el molde de la base (encimándolo) haciendo que coinidan ambas curvas, si coincide lo dejamos así de lo contrario lo ajustamos un poco. Foto 2.

En este caso se utilizó como molde una faja de metal, pero puede ser de cartón u otro material). Foto 3.


Las medidas se verifican en todas las piezas, tomando como punto de referencia la base del cofre.

Si apoyamos la pieza curva sobre la parte curva de la base veremos si está bien la abertura.
Si tomamos la tira que cierra el cofre y la colocamos cerrando la base también comprobaremos si está bien la medida.
Por último si apoyamos la tapa del cofre comprobaremos se cierra totalmente con el molde hecho o debemos hacerle algún ajuste antes de empezar a realizarlo.

Paso Nº 5

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Luego, apoyamos el molde de papel en la parte curva del molde de metal.
Lo cubrimos con un trozo de nailon fino y luego con una malla de tul.
Todo esto lo ajustamos bien con cinta de enmascarar para trabajar tranquilamente con el glasé. Foto 1.

Preparación del Glasé Real. Foto 2.

No trabajar con glasé si el tiempo está húmedo salvo que se cuente con aire acondicionado en el ambiente de trabajo, de lo contrario el trabajo se arruinará. La humedad no permite secar y la textura del glasé se altera.

Ponemos en la batidora 2 claras, el ácido acético, la glucosa, el jugo de limón y 250grs de azúcar glas bien cernida. Durante el batido agregarle una pizca de color celeste. Dejamos batir 5 o 10 minutos y retiramos.

El resto del azúcar se lo vamos integrando de a poco, mezclando a mano sin levantar mucho el merengue para que no entre mucho aire, más bien trabajarlo con el revés de una cuchara como aplastándolo hasta que se integre el azúcar.
Repetimos ésto hasta terminar el azúcar y continuamos moviéndolo con la cuchara de la misma forma hasta notar que forma picos que no caen.

Se trabaja aproximadamente 10 minutos más. El recipiente donde se encuentra el glasé debe estar siempre cubierto con una hoja de nailon bien rente al glasé y con un paño.

Particularmente para hacer filigrana o punto perdido debemos tener un glasé de consistencia media ni muy blando ni demasiado duro.

Foto 3. El punto exacto lo vamos a lograr con la práctica pero conviene ir probando en un cono de papel para ver si sale con facilidad y si al levantar la mano el glasé sigue saliendo hasta donde debe llegar o nos cuesta bastante. Un poquito antes de llegar al final dejamos de apretar para que se corte, a la vez que retrocedemos un poco con la manga.

La filigrana y el punto perdido quedan más delicados si las líneas son bien finas, por lo tanto cuando vamos a cortar la punta del cono hacerle un corte mínimo y probar en cualquier superficie el grosor de la línea

Paso Nº 6

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Base del cofre. Tenemos la base apoyada sobre la plancha de telgopor con el nailon y la malla de tul. Foto 1.
Comenzamos a rellenarla con punto perdido siempre tocado un punto de cada línea, esto nos ayuda a fortalecer la pieza. Las formas de las letras M y W nos sirven como guía para formar el punto perdido.

El punto perdido es fácil de realizar, es como un camino bien junto y tupido.
Voy, vengo, subo, bajo, siempre con líneas curvas.

Lo que no se debe hacer es una línea recta y que suba y baje recta porque no queda bien. Se va recorriendo la pieza cubriendo toda la superficie, cuanto más junto esté más delicado queda y más consistencia tiene.

Una vez terminada de rellenar se delinea todos los bordes con líneas de filigrana bien finas y se le da una terminación de forma de gota apretándo primero el cono de glasé y luego deslizarlo hacia abajo sin apretar. De esta forma queda una terminación delicada y a la vez le da consistencia a la pieza.

El contorno de cada pieza son las que tienen que estar reforzadas en glasé ya que actúan como los cimientos para una casa.

Se espolvorea con gibré todas las piezas terminadas estando húmedas.

Se deja la pieza al aire, es decir sobre una mesa en un ambiente donde circule aire durante 24 horas o hasta que esté bien seca. Por supuesto que sin sacarla del lugar donde está apoyada una vez finalizada

Tira que va alrededor del cofre. Foto 2. Tomamos el semi-aro de metal que ya preparamos con papel y tul y rellenamos la pieza con punto perdido teniendo la precaución de que las líneas se toquen en algún punto porque ello le dará consistencia.

Una vez rellena la pieza recién se procede a delinear los bordes y vamos reforzándolo haciendo un zig zag todo alrededor.

Luego formar una gota apretando el cartucho y contamos 1, 2, 3, y dejamos de apretar y deslizamos el cartucho hacia abajo para darle la forma de una gota formando como una colita. Una vez terminada la pieza se espolvorea con gibré y se deja el aro apoyado sobre un lugar seguro, sin tapar hasta que esté bien seca.

Una vez seca y con sumo cuidado se despega del molde y se retira el papel plast o nailon. Y se deja secar 24 horas más.

Tira que cierra el cofre. Foto 3. Lo realizamos de la misma forma que las anteriores y procedemos de la misma forma para secarla y espolvorearla con gibré

Paso Nº 7

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Tapas del cofre. También se realiza de la misma forma, dejándolas que se sequen bien y espolvoreándolas con gibré. Foto 1.

Una vez secas las piezas, se retiran las alfileres y se recorta el tul hasta dejarlo bien rente al glasé.
Luego con mucha delicadeza se coloca una espátula ancha entre el tul y el papel plast o nailon y se separa la pieza. Si la pieza está bien seca se puede retirar el nailon en forma delicada, con los dedos. Se deja apoyada sobre la plancha de telgopor 24hrs más para estar seguros que está bien seca.

Una vez secas todas las piezas y recortado el tul prolijamente, se procede a su armado.
Se apoya la base del cofre (foto 1) sobre un trozo de telgopor o de goma evans, pegando la base con glasé.

Luego se pone con el cartucho o con la manga abundante glasé alrededor de la parte curva de la base
Se apoya la pieza curva y se deja hasta que esté seca. Foto 3.




Paso Nº 8

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Se coloca glasé en ambos costados de la línea curva y en su base. Esto nos va a servir para pegar la tira recta, quedando así cerrada la caja en todo su entorno. (Foto 1).

Se aplica glasé en todo el contorno superior y con cuidado se apoya la tapa y se deja secar bien antes de colocar la otra. (Foto 2).

Una vez seco se aplicará la otra tapa y los dos arcos de cartón liviano que nos servirá como apoyo para conservar la abertura que queremos lograr en la segunda tapa. Foto 3.


Se termina la decoración con algunas flores realizadas en pasta de goma.

Paso Nº 9

Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 1
Foto 1
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 2
Foto 2
Cofre en glasé real aplicando la técnica de punto perdido - Foto 3
Foto 3
Colocar glasé en todo el contorno donde va apoyada la caja y en el lugar donde va la abertura se coloca las dos piezas de cartón forradas con nailon fino. Foto 1. Se deja secar nuevamente

Dejar hasta que esté seco. Luego con cuidado retirar el cartón y aplicar flores realizadas en pasta de goma formando un pequeño ramo.
La decoración la determina el gusto o la preferencia de cada uno. Nuestro objetivo es lograr que lo secreto de la decoración no siga siendo tan secreto y esté al alcance de todos los extractos sociales los que pueden pagarse un curso y los que no porque consideramos que ambos tienen los mismos derechos.

En los costados se empleó glasé formando arcos como si fuesen hilos sueltos. Foto 3.

.


Comentarios del curso:

El 03/12/2011, anamilena de cali colombia dijo:
"Me encanto este curso de filigrana,voy hacerlo para una decoracion espero que me salga bien. mil gracias por todo lo que nos enzenas. muy bien explicado todo."
El 02/06/2011, kikitartas de Madrid España dijo:
"Me encanta este blog.Graciaspor compartir.Yo soy una aprendiz...autodidacta 100%.Mi blog es kikitartas.blogspot com....en plena construcion...voy a ponerte en mis favoritos."

Estas recetas relacionadas te pueden interesar
Volver a cursos de reposteria
(c) 2001-2014 Solopostres.com - recetas de postres
Por favor conéctate a FaceBook para poder ver tu recetario virtual => Conectarse Agregar curso actual al recetario